Home No Ficcion • Download Lôgica del sentido by Deleuze Gilles PDF

Download Lôgica del sentido by Deleuze Gilles PDF

By Deleuze Gilles

Show description

Read or Download Lôgica del sentido PDF

Best no-ficcion books

Veo Una Voz

Oliver Sacks se interna ahora en el insondable silencio de los sordos por medio de una comunidad que existio durante mas de dos siglos en Massachusetts, en l. a. que habia una forma de sordera hereditaria. Asi, los que podian oir eran «biling? es», y podian pensar y hablar de viva voz y tambien en el lenguaje de se?

Extra resources for Lôgica del sentido

Example text

Es posible entonces interpretar el final de la primera estrofa como significando, por una parte, al modo de Humpty Dumpty: «los cerdos verdes (raths), lejos de su casa (mome = from home) mugían-estornudaban-silbaban (outgrabe)»; pero también como significando, por otra parte: «los tipos de interés, las cotizaciones preferenciales (rath = yate + rather), lejos de su punto de partida, estaban fuera de alcance (outgrab)». Pero, en esta dirección, cualquier interpretación serial puede ser aceptada, y no vemos cómo la palabravalija se distingue de una síntesis conjuntiva de coexistencia, o de una palabra esotérica cualquiera que asegure la coordinación de dos o varias series heterogéneas.

Sentado en una cerca» es este nombre, este nombre que es la canción, y que aparece ya en la primera estrofa. 2 °) Pero no es el nombre de la canción: puesto que ella misma es un nombre, la canción se designa mediante otro nombre. ª estrofas. «Vías y medios» es, pues, el nombre que designa a la canción o lo que la canción es llamada. 3 °) Pero el nombre real, añade Carroll, es «El hombre viejo viejo», que en efecto aparece en el conjunto de la canción. Porque el nombre designador tiene a su vez un sentido que forma un nuevo nombre (n3).

El sentido está siempre presupuesto desde el momento en que yo empiezo a hablar; no podría empezar sin este presupuesto. En otras palabras, nunca digo el sentido de lo que digo. Pero, en cambio, puedo siempre tomar el sentido de lo que digo como el objeto de otra proposición de la que, a su vez, no digo el sentido. Entro entonces en la regresión infinita del presupuesto. Esta regresión atestigua a la vez la mayor impotencia de aquel que habla, y la más alta potencia del lenguaje: mi impotencia para decir el sentido de lo que digo, para decir a la vez algo y su sentido, pero también el poder infinito del lenguaje de hablar sobre las palabras.

Download PDF sample

Rated 4.18 of 5 – based on 29 votes

Author:admin