Home No Ficcion • Download Historia de La Pareja En La Edad Media - Placer y Amor by L. Otis-Cour PDF

Download Historia de La Pareja En La Edad Media - Placer y Amor by L. Otis-Cour PDF

By L. Otis-Cour

Leah Otis-Cour rebate en este libro algunos prejuicios habituales: no period l. a. coacción well-known, l. a. hostilidad al placer y el despiadado sometimiento de los angeles mujer lo que marcaba los angeles elección conyugal, los angeles sexualidad y l. a. vida cotidiana en los angeles Edad Media, sino los angeles libertad de decisión, los angeles sensualidad y el respeto mutuo. los angeles Edad Me

Show description

Read Online or Download Historia de La Pareja En La Edad Media - Placer y Amor (Spanish Edition) PDF

Best no-ficcion books

Veo Una Voz

Oliver Sacks se interna ahora en el insondable silencio de los sordos por medio de una comunidad que existio durante mas de dos siglos en Massachusetts, en los angeles que habia una forma de sordera hereditaria. Asi, los que podian oir eran «biling? es», y podian pensar y hablar de viva voz y tambien en el lenguaje de se?

Extra info for Historia de La Pareja En La Edad Media - Placer y Amor (Spanish Edition)

Example text

El «miedo a la muerte» inspiró un matrimonio en 1478 y el deseo de «librarse de la cárcel infernal» otro en 1503. y sin embargo existe otro motivo para estos matrimonios. En la mayoría de las actas de Ferrara, el notario menciona ex- parare »>59. 60 61 ¿' presamente a los hijos. No cabe duda de que el acto matrimonial era en estos casos -y quizás en otros también- un medio para legitimar a los descendientes de la pareja. En una época en que la esterilidad amenazaba por lo menos a una quinta parte de las parejas, es muy posible que tales relaciones se considerasen provisionales hasta que se demostrase su fertilidad.

La misma limitación se repite en las normas municipales de 1286, y el comentarista de esta recopilación de normas afirmaba inexorablemente en 1296 que ningún oficial real podía entrar en una casa para practicar una detención por adulterio pese al hecho de que la Corona se había negado a reconocer esta costumbre particular73. Sin embargo, las ordenanzas reales contra los delitos sexuales no eran meras amenazas. Si el rey no hubiese ansiado realmente que se aplicasen principios más estrictos, no habría tenido la Corona motivo para protestar contra la costumbre de Toulouse que protegía a los hombres de ser detenidos por adulterio en sus propias casas.

En general no existía tanto un des76 precio moral de la prostitución en sí como una hostilidad social hacia las propias prostitutas que eran consideradas la hez de la sociedad y que los buenos «burgueses» de las ciudades detestaban ver cerca de sus residencias. La política pública consistía casi exclusivamente en expulsar a las prostitutas de las «calles buenas» de la ciudad (en Toulouse ya en 1202) y en limitar lo que podríamos llamar sus derechos civiles. Se les prohibía tocar los productos en el mercado, llevar los mismos vestidos y velos que las mujeres honradas y se permitía a los ciudadanos «honorables» infligir castigos (arrancar velos, golpear a una prostituta que hubiese insultado a un «burgués», echarlas de las calles «buenas»).

Download PDF sample

Rated 4.15 of 5 – based on 46 votes

Author:admin